Mentiras y mitos sobre ciática

MITO 1: “La ciática se puede curar con antiinflamatorios”

VERDAD: Los antiinflamatorios y analgésicos suelen ser muy recetados para aliviar las molestias de la ciática. Pero en realidad solo están atacando el dolor y no la causa de la ciática, por lo que las molestias tarde o temprano regresarán.

MITO 2: “Si hay dolor en la parte de atrás de la pierna o alguno de los síntomas ‘clásicos’ de la ciática, definitivamente es ciática”

VERDAD: Muchas veces, cualquier estructura de la zona lumbar que se inflame o se irrite produce síntomas parecidos a los de la ciática pero no necesariamente es ciática. La lista de los padecimientos que pueden ser es amplia, podría tratarse del síndrome del piramidal, puntos gatillo en la musculatura de los glúteos, afectación de ligamentos y vasos, protusiones discales, desgaste articular, etc.

MITO 3: “La causa de la ciática solamente es la hernia discal”

VERDAD: Si bien, un alto porcentaje de los casos de ciática son producidos por una hernia de disco, hay otras causas que pueden ocasionar la ciática: estrechamiento del canal vertebral (la estenosis), estrechamiento de los agujeros por donde salen los nervios de la columna, debido a un proceso degenerativo y malos hábitos cotidianos como malas posturas, pasar mucho tiempo sentados o la falta de ejercicio.

MITO 4: “La ciática se cura en unos días”

VERDAD: Si el nervio ciático sufrió una compresión o está inflamado puede NO sentir dolor de inmediato.Puede pasar un tiempo para que los síntomas sean percibidos o para notar que el nervio está irritado. Pero, entre más tiempo lleve lastimado el nervio, más largo será el proceso de recuperación.

MITO 5: “El dolor ciático solo da en una pierna NO en ambas”

VERDAD: Lo más común es que el dolor se dé en una de las piernas, pero hay casos en los que este padecimiento se ha agravado aún más y el dolor o las molestias se sienten en las dos piernas. Cuando esto pase se debe buscar atención médica de inmediato.

MITO 6: “La única manera de aliviar la ciática es con cirugía”

VERDAD: Es muy bajo el porcentaje de pacientes con ciática que han tenido que optar por la cirugía para aliviarse. Los casos que llegan a requerir cirugía son aquellos en los que el dolor es tan fuerte que impide al paciente hacer sus actividades cotidianas o cuando el paciente ya no tiene control para orinar.

MITO 7: “La ciática se alivia con reposo”

VERDAD: Es recomendable que se guarde reposo por algunos días, pero no hay manera en la que el dolor ciático se cure con reposo. De hecho lo más recomendable es realizar alguna actividad física en la que se ayude a estirar el nervio ciático.

MITO 8: “Un desajuste de las vértebras es lo que ocasiona la ciática”

VERDAD: Un desajuste en la columna puede ocasionar la inflamación de los nervios. Pero la ciática puede ser causada por desajustes en la pelvis, en el sacro o una combinación de desajustes.

MITO 9: “La descompresión es el mejor método para aliviar la ciática”

Las camas de descompresión no trabajan exclusivamente en la zona dañada y estiran los músculos más débiles, por lo que las zonas tensas o inflamadas no son tratadas en su totalidad. Además el estiramiento de los músculos débiles puede provocar hipermovilidad con consecuencias negativas para la columna.

MITO 10: “Se puede curar la ciática con remedios caseros”

VERDAD: Los remedios naturales son muy útiles para aliviar el dolor momentáneamente pero no son capaces de aliviar la verdadera causa por la que se origina la ciática. Puedes usar los remedios caseros como complemento de otros métodos como los masajes, la quiropraxia o métodos especializados en auto-gravitación para ayudarte a aliviar las molestias y evitar una cirugía innecesaria.